Consejos para elegir tu próxima compra inmobiliaria en Canarias

Cómo elegir una propiedad a prueba de crisis

Es bastante común, a la hora de comprar una propiedad, olvidarse de considerar un aspecto cuanto menos fundamental: el reventa.

Sí, porque cuando compras una casa te hacen pensar que es "para siempre", pero muchas veces las cosas resultan diferentes.

Las personas crecen, las necesidades cambian, los imprevistos forman parte de la vida de todos… en definitiva, el momento de revender el apartamento de tus sueños siempre está más cerca de lo que imaginas. Entonces, ¿por qué no pensar en ello ya en el momento de la compra?

Debes saber que todo inversor, a la hora de adquirir un inmueble, toma en consideración tanto los factores vinculados a la compra como los vinculados a la venta, hasta el punto de que el inmueble necesariamente debe cumplir, para ser adquirido, con una serie de de requisitos que garantizarán velocidad Y Condiciones económicas mejor en el momento de una futura reventa.

En este artículo enumeraré tres factores que pueden favorecer las condiciones descritas anteriormente.

Área

¿Alguna vez ha oído hablar de la regla de las 3 “L” en la inversión inmobiliaria? Ubicación, ubicación, ubicación…que no es más que un mantra para resaltar la importancia de la zona en cualquier inversión de este tipo.

El área es muy importante por diversas razones, desde la demanda (que sustenta la reventa y el precio), hasta los servicios disponibles (decisivo para mantener la demanda) hasta el potencial de desarrollo demográfica en los próximos años.

Las características “únicas”

Los bienes “reemplazables” siempre acaban teniendo poco valor en el mercado; una propiedad con características "comunes" siempre puede ser sustituida por una alternativa, quizás más económica. Pero una propiedad con características "únicas" (vista impresionante, gran terraza habitable, vistas al mar,...) siempre será objeto de especial atención por parte de los compradores potenciales, quienes estarán más dispuestos a cerrar la venta rápidamente y a más condiciones económicas ventajosas para el vendedor.

Calidad de la propiedad

En Canarias, donde la calidad media de los edificios no siempre alcanza los niveles más altos, una propiedad de alta gama representa una inversión sólida y duradera, capaz de mantener su valor incluso en caso de fluctuaciones en el mercado inmobiliario.

Además, dada la gran demanda de los compradores extranjeros, una propiedad construida según los mejores estándares europeos se destaca claramente en el panorama local, a menudo caracterizado por estándares más bajos y una oferta limitada de mayor calidad.

Estas tres sencillas medidas pueden ayudarle a seleccionar propiedades "a prueba de crisis", es decir, más resistentes al mercado en caso de que entre en una fase crítica o estancada.

Es fundamental tener presente un concepto: el trato no consiste en gastar poco, sino en encontrar el equilibrio adecuado entre el precio de la propiedad y su valor real de mercado.

Desafortunadamente, centrarse en el precio a menudo conduce a adquisiciones de poco valor. Por el contrario, el centrarse en el valor tiende a garantizar al comprador condiciones más favorables en el momento de la futura venta.

Y tú, ¿qué características del inmueble prefieres cuando te estás preparando para comprar uno? ¡Escríbelo en los comentarios!

Artículo de Marco Sparicius Consultor Inmobiliario Canarias

Ven a la discusión

Comparar listados

Comparar